Economía

Abierto hasta el 7 de agosto el plazo para ayudas de rehabilitación y alquiler.

Bloque de viviendas en Lopera.
La Consejería de Fomento y Vivienda mantiene abierto hasta el próximo 7 de agosto el plazo de presentación de solicitudes para optar a las ayudas recogidas en las dos convocatorias destinadas a familias andaluzas con escasos recursos que regulan la concesión de subvenciones al alquiler de viviendas y la rehabilitación de edificios y que están dotadas de 29,5 millones de euros. Esta cantidad se incrementará con una aportación adicional de la Junta de 1,3 millones, sumando un montante global de unos 31.
Las ayudas, que se convocan en régimen de competencia competitiva, podrán beneficiar a 19.000 familias y se conceden a través de los programas de Alquila y Rehabilita, recogidos en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, en vigor hasta 2020.
Las ayudas de alquiler, que podrían alcanzar a casi 12.500 familias andaluzas y que cuentan con un presupuesto de 15 millones de euros, subvencionará el 40% de la renta de arrendamiento de la vivienda para contratos no superiores a los 500 euros mensuales. No obstante, podrá alcanzar hasta el 80% para personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social. Esa ampliación de la cobertura estará financiada con un montante adicional de 1,3 millones que la Junta aprobará próximamente, por lo que los recursos a esta finalidad se incrementan hasta los 16,3 millones.
Los solicitantes tendrán que ser los titulares del contrato y no superar unos ingresos calculados en función de los miembros de la unidad familiar, fruto de la suma de los ingresos de todos, referidos al ejercicio 2016. Se tendrán en cuenta a todos los que compongan la unidad de convivencia del solicitante, entendiendo como tal el conjunto de personas que estén empadronadas en la vivienda para la que se pide la ayuda en el momento de presentación de la solicitud y no se podrá disponer de la titularidad ni derecho de uso sobre alguna otra vivienda.
Los interesados podrán presentar las solicitudes en las delegaciones territoriales de Fomento y Vivienda de la provincia en la que se ubique la vivienda objeto del contrato de arrendamiento o en la entidad colaboradora seleccionada para la gestión de las ayudas. También podrán presentarla en el Portal de Atención a la Ciudadanía o cualquier otro registro público.
 
14,5 millones para rehabilitación.
 
En lo que respecta a la rehabilitación de edificios, la convocatoria cuenta con una dotación de 14,5 millones de euros, unos fondos con los que se pretende prestar apoyo para ejecutar obras de conservación, mejora de la calidad y sostenibilidad, así como de la accesibilidad de las zonas comunes.
Estos incentivos podrán alcanzar a más de 400 edificios, compuestos por más de 6.500 viviendas de toda Andalucía, y establecen como beneficiarias las comunidades de propietarios en las que, al menos, la mitad de las viviendas que componen el edificio tengan ingresos familiares ponderados no superiores a 3,5 veces el IPREM. La cuantía máxima de la subvención por edificio será el 35% del coste subvencionable de las actuaciones. No obstante, en el caso de aquellas que incluyan ajustes razonables en materia de accesibilidad, y solo en la partida correspondiente a la misma, se podrá alcanzar el 50% del coste.
Como actuaciones subvencionables para la mejora de la calidad y sostenibilidad en los edificios se incluyen las obras para la mejora de la envolvente térmica del edificio, la instalación de sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes, y la instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables (energía solar, biomasa o geotermia), la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, la instalación de reductores de agua, así como el acondicionamiento de instalaciones para la separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones.
En cuanto a las actuaciones subvencionables en materia de accesibilidad, se incluyen la instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas, grúas o artefactos análogos que permitan el acceso y uso por parte de las personas con discapacidad a elementos comunes del edificio, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares, la colocación de avisos mediante señales luminosas o sonoras que faciliten la orientación en el uso de escaleras y ascensores.



La Junta de Andalucia convoca ayudas por valor de 96,1 millones de euros para modernización de regadíos andaluces.

Tierras de regadío en Lopera.
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las bases reguladoras de distintas líneas de ayudas que redundarán en la mejora de los regadíos de la comunidad autónoma bajo un presupuesto total de 96.145,616,59 euros. Éste es el montante con el que, como ha expuesto el titular de este departamento, Rodrigo Sánchez Haro, “apoyamos de manera decidida” la inversión en la modernización, la transformación, la consolidación y nuevas infraestructuras, así como la puesta en marcha de medidas dirigidas al ahorro energético durante el periodo de vigencia del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020.
Rodrigo Sánchez Haro ha señalado que el lanzamiento de estas bases reguladoras, previa a la convocatoria de las subvenciones, es “un paso más hacia la materialización, en hechos, de la firme voluntad del Gobierno autonómico” de encontrar soluciones, trabajar en común y asumir responsabilidades para garantizar estabilidad al sector y un uso sostenible del agua. El consejero ha incidido, en este sentido, en la necesidad de que, ante los retos de la agricultura, “todas las Administraciones cumplamos nuestro papel”, un punto en el que ha reiterado su petición expresa al Gobierno central para que “haga sus deberes y acometa las inversiones que son de su competencia del mismo modo que lo está haciendo la Junta de Andalucía”.
En concreto, el responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha resaltado que el BOJA recoge los proyectos de órdenes de los criterios que guiarán, durante todo el marco comunitario y en régimen de concurrencia competitiva, la concesión de ayudas dirigidas a la modernización de regadíos o a la ejecución de actuaciones declaradas de interés de la comunidad autónoma (nuevos regadíos), sin olvidar la línea, “fundamental, por lo que significa”, dirigida a la disminución de la dependencia energética. Esta última abarca desde la autoproducción hasta la mejora de las instalaciones (motores, equipos de bombeo, centros de transformación…), sin olvidar la realización de auditorías energéticas de las instalaciones de riego.
 
Cerca de 70 millones para caminos rurales. 
 
Al margen de estos incentivos, Rodrigo Sánchez Haro ha recordado que desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se apoyará también a las comunidades de regantes y a las entidades locales con otras dos líneas de subvenciones (está previsto que las bases reguladoras se publiquen en el BOJA en septiembre) destinadas a la mejora de caminos  rurales. Con ello, con una partida global que ronda los 70 millones de euros para el periodo 2014-2020, se contribuirá, bajo sus palabras, al incremento de la accesibilidad a las fincas agrarias, “algo que incide de un modo directo en la competitividad de la actividad”. No en vano, como ha detallado, se facilitan los desplazamientos de los trabajadores, la maquinaria y los equipos necesarios para las distintas labores y se reducen el tiempo y los costes de la salida de las producciones hacia los mercados.



La Junta entrega 86 ayudas a la consolidación y promoción del trabajo autónomo en Jaén a las que destina 125.280 euros.

Ana Cobo presidió la entrega de estas ayudas para los autónomos.
La Junta de Andalucía entrega 86 ayudas a autónomos de la provincia de Jaén a las que destina un total de 125.278,58 euros, pertenecientes a las líneas 2 y 3 para la consolidación y promoción del trabajo autónomo. La delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha hecho hoy entrega de estos incentivos, los primeros que se resuelven en Andalucía, destacando que arrancan así las primeras resoluciones del Programa de apoyo a la creación, consolidación y mejora de la competitividad de las empresas de trabajo autónomo. En breve se sumarán las ayudas la de la línea 1 de fomento y establecimiento del trabajo autónomo, que prevé llegar a más de 400 beneficiarios de la provincia, a los que destinará aproximadamente unos 3,5 millones de euros. Por tanto, según ha continuado detallando la delegada, estas tres líneas llegarán en la provincia a más de medio millar de autónomos y contarán con una inversión del Ejecutivo andaluz unos 3,6 millones.
Cobo Carmona ha incidido en la importancia de estos incentivos del Gobierno andaluz para los autónomos, “un sector básico en la provincia”, que junto a las pymes, suma más del 90% del tejido productivo local. En este sentido, ha corroborado que “la Junta mantendrá su compromiso firme con este gremio, motor incuestionable de la economía provincial, que genera y mantiene empleo, y en todos los municipios”.
Respecto a las líneas 2 y 3 que se han entregado hoy, Cobo ha explicado que abarcan un total de 29 municipios. Concretamente, la línea 2, de consolidación empresarial del trabajo autónomo, suma 67 expedientes y 71.000 euros. Pretende principalmente mejorar las tasas de supervivencia de las empresas de trabajo autónomo. Se trata de medidas para la incorporación de jóvenes con cualificación para la realización de prácticas, ayudas para la competitividad y ayudas a la continuidad. Las cuantías oscilan entre los 1.000 y los 3.000 euros.
En cuanto a la línea 3, de creación y consolidación del empleo en empresas de trabajo autónomo, se han entregado 19 incentivos que suman 54.278,58 euros. Abarca tres bloques de medidas para favorecer la contratación indefinida, la transformación de contratos temporales en indefinidos, y medidas de conciliación familiar y laboral, como contratos de interinidad para sustituir a mujeres por riesgo durante el embarazo y en situación de permiso por maternidad. La delegada ha apuntado sobre este último apartado, su relevancia para que este colectivo pueda conciliar: en este apartado se han concedido 15 ayudas.
Esta orden de ayudas prevé movilizar en Andalucía unos 41 millones de euros y se enmarca en el Plan de Actuación del Trabajo Autónomo, un documento estratégico que responde a la apuesta del Gobierno andaluz por pymes y autónomos.
La delegada ha destacado que la provincia cuenta con 40.311 autónomos (a junio de 2017), que supone una subida en el último lustro de un 5,61%, una tendencia al alza que también se repite en la variación intermensual (la provincia cuenta con 164 autónomos más que en mayo) y la interanual (Jaén tiene 672 autónomos más que en junio de 2016). Cobo Carmona ha hecho hincapié en otro dato: el 56,19% de los autónomos de la provincia tiene una antigüedad de cinco o más años. “Si importante es crear empresas, más importante es consolidarlas”, ha concluido.



La Asociación de Municipios del Olivo sitúa en 1.150.000 toneladas de aceite la cosecha de la campaña 2017-2018.

Campos de olivar en Lopera.
La Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) ha dado a conocer sus previsiones de cosecha de aceite de oliva para la próxima campaña que, atendiendo al "déficit acumulado de agua en el suelo, junto a las temperaturas extremas en los meses de junio y julio", se han visto reducidas a unas cifras que varían entre las 950.000 y 1.150.000 toneladas de aceite. Unas cifras que, como señala AEMO, reflejan una reducción con respecto a la última campaña, y que se encuentran supeditadas a la evolución de las lluvias y temperaturas en los próximos meses.
AEMO asegura que el olivar español está acusando las duras condiciones climáticas vividas en los últimos 24 meses en los que, señalan, el déficit de agua en el suelo ha batido récords negativos, lo que hacen que la disponibilidad de humedad sea nula en estas últimas semanas, a lo que se suma una precipitación acumulada muy por debajo de la media y una evapotranspiración máxima.
"La cosecha 2017-2018 podrá arrojar un máximo de 1.150.000 y un mínimo de 950.000 toneladas siempre y cuando las precipitaciones en los meses de septiembre y octubre estén en el entorno de la media", señala la asociación, a la vez que alerta que, de prolongarse la sequía por debajo de estos valores, la situación "sería catastrófica para la crítica fase de lipogénesis que se dará en estos meses". Por el contrario, apunta, un inicio del otoño fresco y húmedo podría elevar la producción.
Para ello, AEMO ha determinado la previsión de cosecha a través del estudio de una serie histórica de variables climáticas –como la temperatura, las precipitaciones y la evapotranspiración– considerando las últimas cinco campañas, y correlacionando estadísticamente estas variables con la producción real de aceite de cada cosecha; y las previsiones que barajan las cooperativas, asociaciones de productores, determinados agricultores, fincas patrón y expertos varios de las distintas comarcas del olivar español.
En este sentido, atendiendo a las previsiones para la próxima campaña en España, así como las expectativas en los países vecinos, desde AEMO se prevé que los precios medios de expedición a puerta de fábrica para la categoría virgen extra se situarán en cuatro euros el kilo durante los meses de espera a la nueva cosecha. "Las desviaciones a la baja en estas semanas de verano solo desencadenarán un efecto de acción-reacción que puede disparar el precio al alza, lo cual también es negativo", asegura el colectivo.
Asimismo, la asociación reconoce que la disponibilidad de aceite en la próxima campaña de comercialización será "muy ajustada" por lo que el agricultor tendrá que hacer frente a una producción limitada que reduce el montante de sus ingresos y, por su parte, el consumidor mundial deberá seguir apostando por el aceite de oliva virgen extra. "Estos precios de salida señalados pueden mitigar la bajada de producción potencial, y además pueden contribuir a consolidar la percepción de valor del consumidor frente a un producto único", insisten desde AEMO.



UPA-Jaén pide una rebaja del 50% en la Seguridad Social de los empresarios que contraten mujeres en la aceituna.

Mujeres trabajan en la campaña de la aceituna. Foto: UPA-Jaén.

Fieles a la lucha por conseguir la igualdad real entre los hombres y las mujeres en el campo, UPA-Jaén ha solicitado al Gobierno, a través de la Subdelegación, una medida, de carácter excepcional, pero que consideran factible y viable de aplicar. Piden una rebaja del 50 por ciento en la seguridad social de los empresarios que contraten mujeres en la próxima campaña de recolección de la aceituna, con el objetivo de favorecer la incorporación femenina a los tajos.
Recuerdan que en la pasada cosecha sólo el 25 por ciento de las cuadrillas que trabajaron en los olivares jiennenses tenían mujeres en sus filas, por lo que es obligatorio que la Administración trabaje para incentivar su contratación.
La secretaria de Administración e Igualdad, Maria Ines Casado Lara, explica que "no es la medida más adecuada de forma permanente, porque lo que realmente queremos es que se valore el trabajo de las mujeres en igualdad de oportunidad al de los hombres. Pero sí estimamos que puede tratarse de un incentivo excepcional para la próxima campaña, toda vez que hemos constatado que los empresarios, en igualdad de salario, prefieren contratar a hombres antes que a mujeres. Entendemos que no es justo que las mujeres sigan siendo discriminadas, pero no solo en los tajos, sino también en las cooperativas y en las empresas agrarias."
Por eso, a la vez que demandan una medida excepcional como ésta, reclaman una apuesta firme de la Administración por visibilizar el buen hacer de las mujeres mediante medidas que repercutan en su empoderamiento y su mayor presencia en los consejos rectores de las cooperativas, un mundo actualmente masculinizado.




La Junta de Andalucía convoca nuevas ayudas para la industria.

Una imagen del Polígono Industrial de Lopera.
El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ha trasladado al tejido empresarial andaluz una invitación a "a trabajar juntos" para que los nuevos incentivos que gestionará la Agencia IDEA, y cuyo plazo de presentación de solicitudes ha comenzado el 17 de julio, "se traduzca en más y mejores empresas" y suponga un revulsivo para relanzar el sector industrial en la comunidad.
En una jornada técnica convocada para presentar las nuevas ayudas a las empresas, en la que el consejero ha estado acompañado de dirigentes empresariales y sindicales, Carnero ha defendido que hay que "redoblar esfuerzos" y "generar nuevas oportunidades para aprovechar el viento favorable para avanzar en un modelo económico más competitivo y sostenible", y ha añadido que los incentivos que gestionará la Agencia IDEA, que cuentan con una financiación de 229 millones de euros, son una apuesta por "incrementar la actividad industrial y la apuesta por el conocimiento".
"Es el momento de reaccionar, de vencer nuestras debilidades y de afianzar nuestras fortalezas para construir la Andalucía de progreso que queremos", ha insistido Javier Carnero, que aunque ha señalado que actualmente el tejido manufacturero de la comunidad, compuesto por 30.000 empresas, nos sitúa como la segunda en España con mayor tejido empresarial en el sector, y en el puesto 27 entre las 272 regiones de la UE, su aportación al Valor Añadido bruto (VAB) alcanza solo el 9%, frente al 13% de media española.
El consejero ha añadido además que estos incentivos son una de las primeras actuaciones de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 y el Pacto por la Industria, que tiene entre sus objetivos recuperar los niveles de empleo en el sector previos a la crisis, hasta volver a superar los 533.000 ocupados; elevar el peso de esta actividad hasta el 18% del Valor Añadido Bruto; movilizar una inversión total pública y privada de más de 8.000 millones de euros; y aumentar el tamaño de las empresas andaluzas del sector para que ganen en dimensión y competitividad.
En el mismo sentido, el consejero ha pedido que se "destierren medidas cortoplacistas como la reducción del gasto social o de los costes laborales", un camino que ha considera "letal para mantener el talento a medio y largo plazo".
El consejero de Empleo también se ha detenido en detallar los principales aspectos de los nuevos incentivos cuyo plazo de solicitud que ha entrado en vigor, y ha enumerado importantes novedades como la ampliación de los tipos de beneficiarios, ya que además de pymes y autónomos, también se contempla a asociaciones de empresas y a grandes empresas. En concreto, los incentivos a grandes empresas se ofertarán con fondos propios de la Junta de Andalucía en una convocatoria específica.
También se han simplificado los requisitos y la gestión, se ha ampliado la tipología de proyectos (incluyendo proyectos de spinoff industriales, servicios avanzados y de transformación digital) y se han primado aspectos como la igualdad de género.
En las ayudas dirigidas a promover la I+D+i, el consejero ha destacado como principal novedad la concurrencia competitiva, de tal forma que los incentivos se concederán a los proyectos que mejor se adapten a unos objetivos marcados en diferentes convocatorias específicas.
El pasado 8 de junio se publicaron en BOJA las dos nuevas órdenes que ya han abierto el plazo de solicitudes y que, gestionadas por IDEA como Organismo Intermedio de la Subvención Global Competitividad-Innovación-Empleo de Andalucía 2014-2020, destinarán durante el periodo 2017-2020, un total de 229 millones de euros: la Orden para la concesión de subvenciones a las empresas para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020; y Orden para la concesión de subvenciones destinadas a la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía.
La primera orden cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 145 millones de euros y tiene el objetivo de favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación, presenta importantes novedades respecto a instrumentos anteriores.
La Orden establece cinco líneas de acción. La primera, "creación de actividad económica", dará cobertura a los proyectos que supongan una nueva actividad de emprendedores, pequeñas, medianas y grandes empresas, mientras la segunda línea, denominada "mejora de la competitividad de empresas", incluye los proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en pymes y en grandes empresas industriales.
Hay una tercera línea específica para proyectos altamente generadores de empleo, que deberán generar al menos un empleo indefinido por cada 20.000 euros de inversión inicial, con un mínimo de 40.000 euros. A partir de los primeros 100.000 euros de inversión inicial, el proyecto tendrá que generar al menos un empleo indefinido por cada 100.000 euros adicionales.
Y se incluyen otras dos líneas muy novedosas: la cuarta. para apoyar proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresaria; y la quinta, para fomentar la transformación digital de las pymes, con la que se apoyarán los proyectos contratados por pymes.
En esta Orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70%, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso, partiendo de porcentajes mínimos de inversión que van desde el 15%, para determinados proyectos de las grandes industrias, hasta el 50% en los proyectos de transformación digital de las pymes. Estos porcentajes se pueden incrementar si, además, se cumple algunas características adicionales, como la generación neta de empleo indefinido; que se trate de un proyecto innovador; que contribuyan al desarrollo de la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3 Andalucía); que pertenezcan a  sectores de alta y media-alta tecnología; que sean proyectos de economía social; que sean proyectos de colectivos prioritarios (menores de 35 años y/o mujeres y/o parados de más de 45 años de edad, que lleven más de 2 años sin trabajar y/o egresados o doctores retornados del extranjero cuya estancia formativa y/o laboral en el extranjero haya sido superior a 6 meses continuados); se ubiquen en Espacios de Innovación o que se trate de spin-off industriales o tecnológicas.
 
Ayudas a la investigación industrial y la innovación.
 
La segunda Orden, destinada a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.
Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas de esta nueva orden son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones; la incorporación de nuevas tipologías de proyectos; el pago de las ayudas por hitos; la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75% de la inversión subvencionable; y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas.
La Orden fija tres líneas de apoyo diferentes: Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial; Programa de Fomento de la I+D+i Internacional y el Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular.
Desde el 17 de julio se pueden solicitar los incentivos empresariales para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020, con la excepción de las destinadas a las grandes empresas, cuya convocatoria está sujeta a la dotación de recursos propios de la Junta de Andalucía. Asímismo, se pueden solicitar las ayudas para la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía, excepto la destinada a los proyectos colaborativos, prevista para el último el último trimestre de este año, y las de los proyectos de innovación en procesos u organización y a proyectos singulares y estratégicos, que se publicarán en el primer semestre de 2018.



El sector del olivar se coordina para hacer frente a la amenaza de la Xylella fastidiosa.

Rafael Olivera, Francisco Reyes, Rodrigo Sánchez, Ana Cobo y Jerónimo Pérez. Foto: Junta de Andalucía.
La Xylella fastidiosa es una bacteria que en Italia ha causado estragos en el olivar. Hace unas semanas esta enfermedad ha llegado a España y en concreto ha afectado a unos almendros de Alicante. El discurso oficial de las autoridades es de tranquilidad.
El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, ha participado en las reuniones del Consejo Andaluz del Olivar y el Consejo Provincial del Aceite de Oliva, celebradas en la capital jiennense para tratar de manera monográfica la estrategia de prevención frente a la Xylella fastidiosa. Sobre la temática abordada en estos consejos, que han contado con la presencia del consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez, el presidente de la Administración provincial ha destacado que se trata de “un asunto que preocupa y ocupa al Gobierno andaluz, y de manera especial a una provincia como la nuestra con 66 millones de olivos, donde somos conscientes de la importancia que tienen en nuestra economía y en el empleo”.
En este sentido, Reyes ha apelado a “la coordinación de las distintas administraciones y a la implicación del sector para, de manera preventiva, evitar que esta bacteria llegue al olivar de Jaén o a otros cultivos susceptibles de ser atacados”. En las reuniones del Consejo Andaluz del Olivar y el Consejo Provincial del Aceite de Oliva se ha lanzado un mensaje de tranquilidad al sector y se han puesto sobre la mesa las acciones que desde la Junta de Andalucía ya se han puesto en marcha, orientadas principalmente a la vigilancia y a la prevención.
“Es oportuno que el consejero de Agricultura, que desde el minuto uno puso en marcha mecanismos como la reunión de la Mesa de Sanidad Vegetal, nos cuente de primera mano las medidas que se han impulsado en aras de la investigación y la prevención”, ha valorado Francisco Reyes, que ha recordado el caso detectado en Alicante. “La responsabilidad del control de fronteras es una competencia del Gobierno de España, pero desgraciadamente la Xylella fastidiosa ha llegado a la Península Ibérica y por lo tanto es fundamental que todos actuemos, especialmente el sector, que es una pieza clave para impedir el avance de esta bacteria”.
Por su parte, el consejero de Agricultura ha insistido en su mensaje de tranquilidad, ya que la detección de esta bacteria en Alicante ha sido posible gracias a la colaboración de un agricultor y a que se han intensificado las prospecciones y el control. Además, ha apuntado que se va a reforzar la vigilancia en zonas limítrofes y explotaciones con especies sensibles, y se ha establecido un protocolo de actuación ante posibles avisos, habilitando incluso un teléfono de atención (955 062 627) y un correo electrónico informacion@juntadeandalucia.es para cualquier duda o consulta.
La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, cuenta desde 2014 con una estrategia para la prevención de la Xylella fastidiosa, que comprende acciones de prevención, detección precoz, erradicación y lucha, así como actuaciones en el marco de la investigación, la difusión y la formación. En los primeros 5 meses de 2017 se han llevado a cabo 268 actuaciones en explotaciones que han permitido la obtención de más de 1.500 muestras de material vegetal sensible. Estas muestras han sido analizadas en los laboratorios de sanidad vegetal de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía, y en todos los casos han dado un resultado negativo.



COAG pide medidas para acabar con los daños que ocasionan los conejos en los cultivos.

Cultivo dañado por los conejos. Foto: COAG.
COAG-Jaén pide que se adopten medidas para poner freno a los daños que están ocasionando los conejos en diferentes zonas de la provincia donde, según esta organización, están arrasando con plantaciones de algodón localizadas.
Según COAG, varias hectáreas se han visto ya afectadas, sobre todo por las zonas de Mengíbar, Torreblascopedro y Linares. La acción de los animales está provocando importantes pérdidas económicas en los cultivos a los agricultores, que se muestran impotentes ante la acción de la fauna silvestre. Y no son los algodoneros los únicos afectados, ya que también los olivareros están sufriendo sus efectos en elementos como los sistemas de riego o infraestructuras como balsas de riego.
Remedios Peña, algodonera, es una de las afectadas por la acción de los conejos en tierras de Mengíbar. En su caso, los conejos han arrasado más de una hectárea de algodón. “Estamos muy preocupados por todo el destrozo que están causando porque no ha sido solo a mí, sino que muchos más compañeros se encuentran en la misma situación”, comenta.
Ante esta difícil situación a la que se están enfrentando los agricultores de la provincia, COAG-Jaén pide que se tomen las medidas oportunas para ponerle remedio.
En este sentido, Carlos Carrillo, de la empresa de gestión medioambiental CISTA y habitual colaboradora de esta Organización, manifiesta que “existen mecanismos legales para buscar posibles soluciones y hacer frente a los efectos adversos”. De esta forma, explica que en aquellas explotaciones agrarias que se hallen en terrenos libres se puede hacer un informe técnico del control de daños y solicitar a la Administración de forma excepcional la captura mediante hurones y red de los conejos para trasladarlos a otra zona. Por su parte, en aquellas explotaciones agrarias que se encuentren en zonas de cotos de caza, será el Plan Técnico de Caza el que deba decidir qué acción llevar a cabo para acabar con esta amenaza, pudiendo utilizarse también mecanismos como los anteriormente expuestos, de forma que se eviten problemas a los agricultores y, además, se lleven los conejos a zonas donde no estén y se favorezca tanto la práctica de la caza como la administración de alimento a los depredadores.
En cualquier caso, desde COAG-Jaén se solicita que se tomen a cabo las medidas legales oportunas para evitar que los agricultores sigan sufriendo daños en sus cultivos y, por tanto, pérdidas económicas cada vez más preocupantes.



Diputación convoca ayudas para mejorar la profesionalización y competitividad de empresas oleícolas.

Una empresa oleícola de la provincia. Foto: Diputación de Jaén.
La Diputación de Jaén ha convocado una nueva línea de subvenciones destinada a la mejora de la profesionalización y competitividad de las empresas oleícolas de la provincia. La convocatoria está dotada con 260.000 euros y forma parte del Plan de Empleo de la Administración provincial que alcanza ya los 82 millones de euros desde su puesta en marcha. El diputado de Empleo, Manuel Hueso, señala que “podrán ser beneficiarios de estas ayudas las empresas del sector que tengan establecido su domicilio social y fiscal, así como el centro de trabajo en un municipio de la provincia, siempre que en su objeto social o actividad económica se incluya alguna referente al sector productivo o conjuntamente el envasado y comercialización del aceite de oliva”. El plazo para la presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el 30 de septiembre.
Las bases de la convocatoria establecen que los proyectos subvencionables consistirán en un plan de mejora de la competitividad empresarial que conlleve un incremento de la plantilla laboral, que podrá abarcar cualquier ámbito del proceso productivo dentro de la empresa oleícola. El diputado de Empleo recalca que con estas ayudas se pretende profesionalizar las empresas del sector “incentivando la contratación de personas tituladas universitarias o con formación profesional de grado medio o superior, así como aquellas que acrediten una experiencia acumulada y contrastada de al menos 5 años en el sector oleícola”. Además, los requisitos para la contratación incluyen que el contrato sea de al menos tres años de duración y que las personas contratadas sean demandantes de empleo inscritas en el Servicio Andaluz de Empleo.
La cuantía de la subvención consistirá en el 30 por ciento del coste del salario bruto y la cuota patronal de la seguridad social correspondiente a los dos primeros años del contrato que se realice, estableciéndose un máximo por subvención por puesto de trabajo que va desde los 15.000 euros para las categorías profesionales del grupo de cotización número 1, en el que se encuadran Ingenieros y Licenciados, y personal de alta dirección; hasta los 1.000 euros para los peones del grupo de cotización número 10. El número máximo de contrataciones por empresa subvencionable será de 4, siendo la subvención máxima total por empresa de 59.990 euros.
El diputado de Empleo subraya que esta nueva convocatoria de subvenciones “es una acción decidida de la Diputación en favor de las empresas oleícolas de nuestra provincia para sean cada vez más competitivas”. En este sentido, Hueso apunta que “se tratan de empresas que representan un pilar fundamental como fomento de la actividad económica de nuestro territorio y son a su vez un componente básico del tejido empresarial, indispensable para la dinamización económica de nuestra sociedad, y de la importancia del sector oleícola de nuestra provincia como referente mundial en la producción de aceite”.



El paro vuelve a subir en el mes de junio en Lopera.

Calle Alfonso Orti de Lopera.
El desempleo experimenta un leve aumento en el municipio de Lopera durante el pasado mes de septiembre. Sube en 3 personas por lo que se contabilizan 215 desempleados.
En el mes de mayo había tan solo 212 parados registrados en las oficinas del SAE. Los datos que ofrece el Observatorio Argos nos dice que de estos 215 desempleados actuales, 112 son hombres y 103 mujeres. 
Fuente: Observatorio Argos de la Junta de Andalucía. Nota: las cifras reflejan los parados registrados en las oficinas del SAE, por lo tanto los que no están registrados no aparecen en estos datos.



La Junta abre el plazo para que las pymes y autónomos soliciten incentivos para la mejora de la seguridad laboral.

Imagen de un establecimiento comercial de Lopera.
La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio ha abierto el plazo para que pymes y autónomos puedan solicitar ayudas para la realización de proyectos e inversiones en materia de prevención de riesgos laborales, una convocatoria en la que la Junta de Andalucía invertirá 3,03 millones de euros, un 6% más de presupuesto que el año anterior. El plazo de solicitud de estas ayudas se prolongará desde el 28 de junio al 27 de julio, ambos inclusive, y las solicitudes podrán registrarse, de manera telemática, en http://juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/servicios/ayudas/detalle/59115.html
Las ayudas, de entre 1.500 y 18.000 euros, irán destinadas, entre otras materias, a la compra y renovación de equipos de seguridad laboral, y podrán cubrir hasta el 75% de la inversión. En total se prevé beneficiar a alrededor de 300 empresas y autónomos.
La norma reguladora de estas ayudas establece como beneficiarios del programa los sectores de actividad con mayores índices de siniestralidad, como la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; la industria manufacturera; la construcción, y el transporte y almacenamiento de mercancías. Asimismo, en esta nueva convocatoria se priorizarán las solicitudes para proyectos de mejora de la protección en actividades concretas, como las relacionadas con la exposición a sílice (empresas de transformado del cuarzo); agentes cancerígenos, mutágenos y teratógenos (malformaciones); control del ruido en la industria de la madera; implantación de dispositivos de prevención del vuelco de maquinaria; proyectos de ergonomía participativa (estrategias para prevenir los trastornos musculoesqueléticos por las cargas físicas en los centros de trabajo), o mejora de la ergonomía en la industria agroalimentaria.
El programa de ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, establece cuatro modalidades o tipologías de proyectos subvencionables. La primera línea, con incentivos que oscilan entre 2.000 y 18.000 euros, está destinada a incentivar proyectos de mejora de la estructura preventiva propia en la empresa y de formación en seguridad laboral, así como gastos de contratación de técnicos de seguridad.
La segunda modalidad, con cuantías iguales a la anterior, financia la puesta en marcha de proyectos para facilitar el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad laboral. Así, se incentivarán tanto los programas específicos para prevenir accidentes que haya sufrido la empresa como el diseño de sistemas de gestión de seguridad y salud laboral, los diagnósticos de riesgos emergentes, los planes de formación específica y los estudios ergonómicos y psicosociales, entre otros.
La tercera línea recoge ayudas de entre 2.000 y 18.000 euros para la implantación de nuevos equipos y medidas de seguridad. Se subvencionará desde la adaptación hasta la compra de equipos de seguridad en los distintos sectores, incluyendo la sustitución en la construcción de andamios antiguos o defectuosos por otros que se ajusten a la normativa europea, instalaciones para prevenir riesgos químicos, maquinaria y tractores agrícolas y trabajos de transformados de cuarzo.
Por último, la cuarta modalidad recoge incentivos de entre 1.500 y 12.000 euros para promover el diseño de iniciativas innovadoras y el desarrollo e intercambio de buenas prácticas preventivas entre las empresas.
En los tres últimos años, estos incentivos han permitido a 550 pymes y autónomos mejorar sus condiciones de seguridad laboral, con una ayuda pública de 5,5 millones de euros. El apoyo de la Junta ha contribuido a la mejora de las condiciones de seguridad y salud en los puestos de trabajo de más de 4.500 trabajadores.



La Junta de Andalucía estudia ya medidas para compensar a los agricultores por la sequía.

Jornadas sobre regadío organizadas por UPA. Foto: Junta de Andalucía.
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez, anunció ayer, en su visita a Jaén, que su departamento ya está trabajando en toda una serie de medidas para compensar a los agricultores andaluces por la sequía, aunque ésta oficialmente no esté declarada.
Rodrigo Sánchez, que asistió ayer a la inauguración de las Jornadas "El futuro del regadío en la provincia de Jaén" organizada por UPA, ha vuelto a reiterar el compromiso del Gobierno andaluz con el agua, "cuestión prioritaria en mi agenda como he venido manifestando en diferentes provincias". Así, ha anunciado que va a impulsar próximamente, junto a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, un foro de interlocución para analizar con el sector la situación de los recursos hídricos en la provincia de Jaén.
El consejero ha asegurado a los asistentes que "las demandas de los regantes de Jaén a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir son también mis reclamaciones, por lo que quiero conocer sus preocupaciones de primera mano". Desde la Junta de Andalucía, "el modelo de gestión del agua que defendemos, para una cuenca deficitaria como la del Guadalquivir, está basado en una demanda eficiente y sostenible y, sobre todo, con criterios de reparto sociales y equitativos", ha destacado el consejero.
En cuanto a las ayudas de la Junta para respaldar el sector del regadío, Sánchez Haro ha anunciado que está previsto convocar en julio los incentivos destinados a la modernización de regadíos, con un presupuesto total de casi 100 millones de euros para todo el periodo. En el mismo mes se convocarán también las ayudas a la mejora de caminos de uso agrario de titularidad de entidades locales, con 64 millones de euros y posteriormente se pondrá a disposición del sector otra ayuda similar para caminos de comunidades de regantes, con un montante de 10 millones de euros. "Nuestra intención es trabajar para dar acceso a la financiación pública, al máximo número de proyectos de inversiones en el sector agrario andaluz, incluidos los regadíos", ha asegurado el consejero.
.



La Diputación ultima las ayudas para proyectos de economía baja en carbono.

Una imagen de la calle Vicente Rey de Lopera.
La Diputación de Jaén trabaja de la mano de los ayuntamientos de la provincia menores de 20.000 habitantes para conseguir ayudas europeas para proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono, en el marco del Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020. Una vez aprobado el Real Decreto por el que se regula la concesión de estas subvenciones, el próximo 18 de julio se abrirá el plazo para presentar las solicitudes, que finalizará una vez se agote el presupuesto disponible o sin haberse agotado, el 31 de diciembre de 2018. “La Diputación de Jaén lleva trabajando desde 2015 en esta convocatoria, haciendo el trabajo de campo necesario y solicitando a los ayuntamientos las necesidades que pueden ser objeto de esta subvención para el 18 de julio estar en condiciones de poder presentar los proyectos de nuestra provincia al no ser la convocatoria en concurrencia competitiva”, señala el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, que matiza que las líneas de actuación subvencionables “son de renovación de las instalaciones del alumbrado público, de iluminación y señalización exterior, actuaciones de iluminación en edificios municipales, o aquellas dirigidas al uso de energías renovables para la producción de electricidad y usos térmicos en edificación e infraestructuras públicas”.
Las demandas de los municipios recibidas por la Diputación se traducen en más de una treintena de proyectos que incluyen actuaciones por valor superior a los 25 millones de euros, si bien, este importe podría sufrir alguna variación en la cifra final resultante, por la adaptación necesaria a los requerimientos de la normativa reguladora de la ayuda. El criterio seguido por la Diputación de Jaén para la configuración de los proyectos parte de un importe máximo de la inversión por municipio de 300.000 euros.
Respecto a la financiación de los proyectos, Pedro Bruno explica que “el 80 por ciento se hará con cargo de los fondos FEDER y el 20 por ciento restante lo asumirán conjuntamente la Diputación y los respectivos ayuntamientos. La aportación municipal alcanzará el 5, el 10 o el 15 por ciento de la inversión en función de los tramos de población, hasta 5.000 habitantes, hasta 10.000 habitantes y hasta 20.000 habitantes, respectivamente”.
Por líneas de actuación, para la renovación de las instalaciones de alumbrado, iluminación y señalización exterior se han presentado proyectos municipales que superan los 13,3 millones de euros, mientras que las actuaciones de iluminación de edificios municipales presentadas superan los 5,5 millones de euros de presupuesto. Por último, en la línea de energías renovables, que contempla la instalación de calderas de biomasa, instalaciones de solar térmica e instalaciones de solar fotovoltaica, los ayuntamientos de la provincia han presentado proyectos por valor de 6,5 millones de euros.



Andalucía defiende el papel "prioritario" del sector del aceite de oliva en la negociación de la PAC para 2020.

Sánchez Haro participó en la reunión del Consejo Provincial del Aceite de Oliva. Foto: Junta de Andalucía.
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reafirmado en Jaén su compromiso con el sector oleícola y su deseo de que el Gobierno andaluz y, en concreto, la Consejería que dirige, sea "una aliada estratégica del sector del aceite de oliva". Sánchez Haro ha participado en la reunión del Consejo Provincial del Aceite de Oliva, con cuyos representantes ha abordado el futuro de la Política Agrícola Común (PAC) a partir de 2020 al tratarse, según sus palabras, de una cuestión "fundamental para Andalucía y, especialmente, para Jaén", ya que la región "se juega mucho en la negociación de la siguiente PAC". Este consejo está integrado por representantes de las organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas, los Consejos Reguladores de las denominaciones de calidad, los sindicatos, el sector empresarial, las universidades y los centros de investigación vinculados a este sector.
En su intervención, el titular de Agricultura ha explicado que "la coyuntura para la negociación de la futura PAC se plantea difícil" pero ha apostado por defender una política "que favorezca a las personas que viven del campo, en el campo y que dan vida al campo", recalcando que "no cabe duda de que el olivar es un sector prioritario y ocupará una parte importante de esta negociación".
Sánchez Haro ha afirmado que el Gobierno andaluz estará "muy pendiente" de los resultados de la consulta pública que abrió la Comisión Europea para elaborar sus propuestas de la nueva reglamentación comunitaria, un proceso en el que ha participado la región de forma directa, ya que este territorio ha enviado una "respuesta común" elaborada en colaboración con las organizaciones profesionales agrarias -Asaja, COAG y UPA- y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. El comisario europeo presentará el 7 de julio sus conclusiones tras haber recibido más de 300.000 aportaciones procedentes de diversos territorios de Europa.
Respecto a la postura andaluza ante la negociación, Rodrigo Sánchez Haro ha hecho hincapié en la importancia de "defender entre todos una PAC fuerte", que se adapte a la diversidad del territorio, que permita recuperar la ficha financiera que tenía la región en el marco anterior y mantener la renta de los agricultores. Además, el consejero ha destacado que en la futura Política Agrícola Común deben tener más peso las cuestiones ambientales, un ámbito en el que "el olivar tiene mucho que decir" por su papel como sumidero de carbono y su contribución a la lucha contra la erosión y el mantenimiento de la biodiversidad.
El titular de Agricultura ha recalcado también que la Junta defenderá "una PAC que apoye específicamente los cultivos con desventajas justificadas como el olivar en pendiente" y que evite la despoblación del medio rural y el mantenimiento del tejido productivo de las zonas rurales con especial atención a las explotaciones de pequeño tamaño, que son mayoritarias en el olivar. Por último, Sánchez Haro se ha referido a la importancia de que en el nuevo marco de esta política se fomente aún más el relevo generacional y la innovación, al tiempo que se avance en el equilibrio de la cadena alimentaria a nivel europeo, haciendo efectiva la excepción a la norma de competencia para el sector agrario, "que permitirá mayor estabilidad en los precios del aceite sin comprometer la rentabilidad de las explotaciones".
Durante su discurso, el consejero ha destacado "la gran labor" realizada por su antecesora en el cargo, Carmen Ortiz, con la puesta en marcha de "importantes instrumentos de apoyo" en el marco del Plan Director del Olivar, una tarea "que voy a continuar y a la que quiero imprimir un nuevo impulso".
En su intervención, el titular de Agricultura ha recordado que la Junta de Andalucía ha convocado ya subvenciones para este sector, cuyo presupuesto global supera los 200 millones de euros y que incluyen ayudas agroambientales, y al olivar ecológico (más de 150 millones de euros para los próximos cinco años), e incentivos que respaldan actuaciones promocionales (282.000 euros para nueve Consejos Reguladores de denominaciones de calidad) y a la modernización de explotaciones (30 millones de euros para el olivar) e industrias (29 millones de euros para instalaciones del sector).
"Mi compromiso es imprimir un nuevo impulso a la gestión para que estos incentivos lleguen cuanto antes a los olivareros y las empresas", ha afirmado el consejero, que ha añadido que también se pondrán en marcha nuevas convocatorias, "como la de modernización de industrias, que sacaremos en julio".



Lopera acogerá el próximo viernes la V Muestra Provincial de la Breva.

 
El próximo viernes, día 23 de junio, en la calle Vicente Rey esquina con la calle Humilladero, tendrá lugar, a partir de las 10:00 horas, la celebración de la V Muestra Provincial de la Breva de Jimena.
Esta actividad se enmarca dentro de la Iniciativa "Degusta Jaén", de la Excma. Diputación Provincial de Jaén, una iniciativa en la que colabora el Excmo. Ayuntamiento de Lopera y que tiene como objetivo  promocionar los productos de Jaén como fuente de riqueza y empleo en nuestros municipios y del desarrollo sostenible de la provincia.
En esta ocasión, un producto alimenticio como es la breva de Jimena estará a disposición de los consumidores que apuesten por la calidad en la alimentación y el desarrollo de nuestros pueblos y comarcas.