Economía

El olivar necesita más agua para recuperarse.

Imagen tomada hoy de un olivar de Lopera. Foto: Antonio Marín.
En los últimos días ha llovido, pero no lo suficiente. Esto es lo que opinan la mayoría de las organizaciones agrarias de la provincia. El secretario general de la organización agraria UPA, Cristóbal Cano, afirmó ayer que "hace falta que llueva entre 180 y 200 litros por metro cuadrado para recuperar la aceituna, sobre todo en los olivares de secano".
En la localidad de Lopera han caído en los últimos días en torno a 70 litros por metro cuadrado, una cantidad de agua que vendrá muy bien para los olivares del término municipal, pero que no es suficiente.
Aunque no están previstas nuevas precipitaciones en Lopera para lo que resta de semana, los agricultores confían en que el otoño alivie la sequía del campo para que se recupere la aceituna y mejore la cantidad de aceite de la próxima cosecha.



La subvención de la aceituna ya se ingresa a los agricultores de Lopera.

Una cuadrilla de jornaleros trabaja en la recogida de la aceituna. Foto: Josefa Gil.
Los agricultores comienzan a recibir el anticipo de las ayudas de la Unión Europea en sus cuentas. La Consejería de Agricultura acaba de autorizar el ingreso del dinero en las cuentas corrientes.
Se trata del primero de los dos pagos del anticipo de las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) de la campaña 2017, que asciende a 751,5 millones de euros en Andalucía, para 202.576 beneficiarios.



Las bajas precipitaciones harán disminuir el aforo de aceite de oliva.

Venta de aceite de oliva en un supermercado de Lopera.
Las lluvias tirarán a la baja de la producción mundial del aceite de oliva. Así se desprende último aforo internacional coordinado por Juan Vilar y Jorge Pereira, la próxima campaña arrojará una producción internacional de aceite de oliva, de algo más de 2,7 millones de tonelada. La razón de lo escaso, las bajas precipitaciones generalizadas en toda el área mediterránea.
Según este estudio, de darse las precipitaciones previstas, la previsión de campaña 2017/18, realizada con datos procedentes de los 58 países productores y con un elevado nivel de significación de superficie y producción respectivamente, arroja un resultado de 2.707.560 toneladas de aceite de oliva. Dentro de estos datos las mayores producciones, por orden, corresponden a España (1,15 millones de toneladas), Grecia (260 mil toneladas), Túnez (250 mil toneladas), Italia (250 mil toneladas), y Turquía (190 mil toneladas).
Por lo tanto, si la climatología lo permite la campaña actual sería muy similar a la anterior, en datos nominales, y si las preciadas precipitaciones lo permiten, 2%, por encima de la pasada como máximo, que fue de 2.654.337 toneladas. La producción media de aceite por hectárea cultivada sería de 240 kg, similar al resultado obtenido para la campaña pasada, y más del 16% inferior a la campaña 15/16.
Eso sí, se deja claro que de no darse las circunstancias climatológicas deseadas, los efectos perniciosos de dicha carencia de precipitaciones hacen imprevisible el cálculo del aforo internacional.
Los precios, tendrán una tendencia sólida y estable oscilando entre los 3,3 y los 3,8 euros, dependiendo de la producción final, y de la evolución de la demanda, dicha tendencia se mantendría hasta la próxima primavera.
Por su parte, la demanda interna Española, cuya caída generalizada por tendencias históricas es del 4,5%, sufre en lo que va de campaña una merma de más del 13%, del mismo modo esto sucede en países como Italia, Grecia, Túnez o Jordania.
En cuanto a las exportaciones españolas estas siguen una evolución positiva de crecimiento de algo más del 15%, no obstante podrían resentirse, y es muy posible que suceda, una vez comenzada la campaña internacional por la distinta composición de la producción que diversifica la oferta. Dichas caídas son provocadas por el cambio en el patrón del consumo, y por los altos precios que persisten en comparación con el de otras grasas animales y vegetales.
De producirse un año 2018 hidrológicamente adecuado, los más de 11,4 millones de hectáreas productivas de olivos que pueblan el planeta podrían arrojar una campaña 18/19, manifestando una simple productividad de entre el 80 y el 85 por ciento, de entre 3,6 y 3,7 millones de toneladas, lo que unido a la mencionada caída de demanda en los citados mercados maduros creará un completamente distinto entorno de precios en origen, para los cuales, el sector se ha de comenzar a preparar estratégicamente. La pasada campaña, como dato adicional, se plantaron en el planeta más de 160 mil hectáreas de olivar, en su mayor parte de elevada intensificación.
En su análisis de este aforo internacional, para Juan Vilar, la agricultura tradicional cuenta “con una campaña adicional de precios razonables, circunstancia esta privilegiada para el desarrollo de estrategias individuales, que le faciliten el futuro en entornos menos propicios”,  mientras que Jorge Pereira opina que “estamos en un cruce de caminos en que la olivicultura debe optar entre transformación o inmovilidad. Volver atrás ya no será posible”.



Diputación destina cerca de 200.000 euros para el fomento del cultivo del pistacho en la provincia.

El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente se ha reunido con miembros de la junta directiva de Appistaco.
La Diputación Provincial de Jaén ha destinado en los últimos cuatro años cerca de 200.000 euros para el fomento del cultivo del pistacho en la provincia a través de la concesión de subvenciones específicas para la implantación de este cultivo, así como para el desarrollo de acciones formativas a agricultores a través de la Asociación de Productores de Pistacho (Appistaco). Así lo destaca el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, que ha mantenido recientemente una reunión con miembros de la junta directiva de Appistaco en la que “este colectivo ha valorado como positiva y fundamental, en el importante desarrollo que ha experimentado el pistacho en la provincia, la aportación y la apuesta de la Diputación tanto por este cultivo como por esta asociación”.
De hecho, en la actualidad, las hectáreas dedicadas al pistacho en la provincia jiennenses ascienden a 350, frente a las 77 que existían hace cinco años. Asimismo, son ya más de 200 agricultores, de 65 municipios, los asociados a Appistaco. “Se trata de datos de superficie y de número de socios que se espera que sigan creciendo, además de que la propia Appistaco estima una producción futura de pistacho en la provincia de en torno a los 1.000 kilos por hectárea para secano y los 1.500 kilos para regadío”, señala Bruno, quien remarca que “estos datos avalan el desarrollo de este cultivo en los últimos años y cómo la apuesta de la Diputación por el mismo está dando sus frutos”.
En concreto, desde el 2013, la Diputación ha concedido más de 135.300 euros en ayudas a agricultores jiennenses para la implantación del pistacho en el marco de su convocatoria de subvenciones dirigidas a la diversificación agraria. A esta cantidad se suman asimismo los más de 60.000 euros que se han aportado para la realización de charlas informativas, jornadas de formación y asesoramiento técnico a agricultores interesados en este cultivo a través de convenios suscritos por la Administración provincial con Appistaco en los últimos dos años. “Nuestra previsión es que estas cifras económicas se incrementen considerablemente este año puesto que hemos recibido más de una veintena de solicitudes para la implantación del cultivo del pistacho en la convocatoria de subvenciones de diversificación agraria que aún se encuentra pendiente de resolución definitiva”, concluye el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.



La compra-venta de viviendas se incrementó un 2,6% en julio.

Bloque de viviendas en la calle Pilar de Lopera.
El último estudio del Centro de Información Estadística del Notariado confirma que la compra-venta de viviendas se ha incrementado en un 2,6% en julio de 2017 en comparación con el mismo mes del año anterior. Además, el precio por metro cuadrado de las mismas se ha reducido en un 0,5%, mientras que los préstamos hipotecarios han aumentado en un 6,7% interanual.
El estudio aporta una serie de datos concretos que muestran los primeros síntomas de recuperación del sector inmobiliario. La compra-venta de fincas urbanas se situó en julio de 2017 en un total de 45.710 transacciones; por su parte, el precio promedio por metro cuadrado de las viviendas vendidas en dicho mes bajó hasta los 1.333€, lo que supone el citado descenso del 0,5%.
Uno de los sectores que está experimentando el movimiento del mercado inmobiliario es el de las mudanzas, especialmente en las grandes capitales del país. Según Lorenzana S.L., empresa especializada en realizar mudanzas en Sevilla y con casi cuarenta años de experiencia en el sector, se confirma `un ligero crecimiento en el mercado comparado con los años anteriores, ya que es mucho más común ver una mudanza en Sevilla este año 2017 que en 2016`.
Por otro lado, los préstamos hipotecarios para la adquisición de estas viviendas también ha visto incrementadas sus cifras, situándose en los 20.730 préstamos nuevos en julio de 2017, o lo que es lo mismo, un 6,7% más que en el mismo mes del año anterior.
En conclusión, la reducción de los precios de las viviendas ha supuesto el aumento de las transacciones en toda España, reflejando los primeros síntomas de recuperación de la reciente crisis inmobiliaria.



La Junta anima a las empresas de Jaén a concurrir a las nuevas ayudas de IDEA y consolidar un sector sólido.

Ana Cobo, Antonio González y María Paz del Moral presentan estas ayudas. Foto: Junta de Andalucía.
La Junta de Andalucía anima a las empresas de la provincia de Jaén a concurrir a la nueva convocatoria de ayudas al desarrollo industrial y a la I+D+i empresarial, “una oportunidad para consolidar un sector local industrial fuerte y competitivo”. Así lo ha destacado hoy la delegada del Gobierno, Ana Cobo, en un acto de presentación de estas ayudas al que han asistido en torno a un centenar de empresas, en el que también ha participado el director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), Antonio González, y al que además ha asistido la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, María Paz del Moral.
Cobo Carmona ha hecho hincapié en que “Jaén es una provincia de mucho talento, y con esta convocatoria de IDEA queremos afianzar nuestras fortalezas, incrementar la actividad económica, con más empresas, y con más y mejor empleo”. A su vez, ha destacado la apuesta en esta convocatoria por la innovación y la transformación digital de las empresas, “esencial para consolidar un tejido empresarial sólido, un crecimiento económico sostenible, inteligente e integrador”. Ha matizado que ya hay en la provincia sectores estratégicos, como la agroindustria o el plástico, entre otros, que están demostrando su alta capacidad de innovar y los buenos resultados.
La delegada ha subrayado la importancia de la suma de esfuerzos. “La implicación y colaboración de las empresas es fundamental para sacarles el máximo rendimiento a estas ayudas, que alcancen el reto de incrementar la actividad industrial en la provincia e impulsar el conocimiento”. Según Cobo, “disponemos de los recursos para un cambio productivo, las carreras técnicas de la Universidad de Jaén están consolidando perfiles altamente cualificados, que tienen una altísima inserción laboral”, ha insistido Cobo, para recalcar que “necesitamos un proyecto sólido a largo plazo, que no olvide a las personas, que anteponga a las personas, que logre un crecimiento sostenible, y en esa dirección ahonda esta convocatoria de IDEA”.
Por su parte, el director general de IDEA, Antonio González, ha detallado los principales aspectos de los nuevos incentivos, que cuentan con un presupuesto de más de 240 millones de euros (230 procedentes de fondos FEDER y 12,5 de fondos propios de la Junta para las los proyectos de grandes empresas) y ha enumerado importantes novedades como la ampliación de los tipos de beneficiarios, ya que además de pymes y autónomos, también se contempla a asociaciones de empresas y a grandes empresas.
También se han simplificado los requisitos y la gestión, se ha ampliado la tipología de proyectos (incluyendo proyectos de spin-off industriales, servicios avanzados y de transformación digital) y se han primado aspectos como la igualdad de género.
En las ayudas para promover la I+D+i, González ha destacado como principal novedad la concurrencia competitiva, de tal forma que los incentivos se concederán a los proyectos que mejor se adapten a los objetivos marcados en las convocatorias específicas.
El pasado 8 de junio se publicaron en BOJA las dos nuevas órdenes que, gestionadas por IDEA como Organismo Intermedio de la Subvención Global Competitividad-Innovación-Empleo de Andalucía 2014-2020, destinarán durante el periodo 2017-2020 229 millones de euros: la Orden para la concesión de subvenciones a las empresas para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020; y Orden para la concesión de subvenciones destinadas a  la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía.
La primera orden cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 157,5 millones de euros y tiene el objetivo de favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación, presenta importantes novedades respecto a instrumentos anteriores.
La Orden establece cinco líneas de acción. La primera, “creación de actividad económica”, dará cobertura a los proyectos que supongan una nueva actividad de emprendedores, pequeñas, medianas y grandes empresas, mientras la segunda línea, denominada “mejora de la competitividad de empresas”, incluye los proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en pymes y en grandes empresas industriales.
Hay una tercera línea para proyectos altamente generadores de empleo, que deberán generar al menos 1 empleo indefinido por cada 20.000 euros de inversión inicial, con un mínimo de 40.000 euros. A partir de los primeros 100.000 euros de inversión inicial, el proyecto tendrá que generar al menos 1 empleo indefinido por cada 100.000 euros adicionales.
Y se incluyen otras dos líneas muy novedosas: la cuarta para apoyar proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresaria; y la quinta para fomentar la transformación digital de las pymes, con la que se apoyarán los proyectos contratados por pymes.
En esta Orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70%, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso, partiendo de porcentajes mínimos de inversión que van desde el 15%, para determinados proyectos de las grandes industrias, hasta el 50% en los proyectos de transformación digital de las pymes. Estos porcentajes se pueden incrementar si, además, se cumple algunas características adicionales, como la generación neta de empleo indefinido; que se trate de un proyecto innovador; que contribuyan al desarrollo de la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3 Andalucía); que pertenezcan a sectores de alta y media-alta tecnología; que sean proyectos de economía social; que sean de colectivos prioritarios (menores de 35 años y/o mujeres y/o parados de más de 45 años de edad, que lleven más de 2 años sin trabajar y/o egresados o doctores retornados del extranjero cuya estancia formativa y/o laboral en el extranjero haya sido superior a 6 meses continuados); se ubiquen en Espacios de Innovación o que se trate de spin-off industriales o tecnológicas.
 La segunda Orden, destinada a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.
Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones; la incorporación de nuevas tipologías de proyectos; el pago de las ayudas por hitos; la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75% de la inversión subvencionable; y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas.
La Orden fija tres líneas de apoyo diferentes: Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial; Programa de Fomento de la I+D+i Internacional y el Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular. Desde verano se pueden solicitar los incentivos empresariales para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020. Asimismo, se pueden solicitar las ayudas para la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, excepto la destinada a los proyectos de Unidades de innovación conjunta que verá la luz en breve, los proyectos colaborativos, prevista para el último trimestre de este año, y las de los proyectos de innovación en procesos u organización y a proyectos singulares y estratégicos, que se publicarán en el primer semestre de 2018.



La Junta destaca la importancia del olivar andaluz con 1,5 millones de hectáreas y el 40% del empleo agrario.

Campos de olivar en Lopera.
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reiterado el “firme respaldo” del Gobierno andaluz al sector del olivar, un cultivo del que viven directa o indirectamente cerca de 250.000 familias de más de 300 pueblos, que cuenta con 170.000 explotaciones y que genera el 40% del empleo agrario. Sánchez Haro ha enumerado en el Parlamento andaluz las ayudas públicas concedidas, “una muestra más de que la Junta de Andalucía sí apuesta por uno de nuestros sectores bandera y por quienes lo protagonizan, ejemplo a seguir en profesionalidad, en tesón y en espíritu emprendedor”.
El titular de Agricultura ha destacado que el olivar es un sector vivo y en continua expansión, tal y como muestran los resultados de la Encuesta sobre superficies y rendimientos en cultivos, según la cual ha tenido en una década (2005-2015) un crecimiento por encima de las 80.000 hectáreas, hasta superar el millón y medio. Esto permite que Andalucía “sea líder mundial en producción de aceite, con el 80% del total nacional y el 37% del plantea”, batiendo todos los récords en unas exportaciones que se han duplicado en la última década y que en la última campaña superaron los 2.000 millones de euros.
Para hacer posibles estos logros, el sector cuenta con el respaldo permanente del Gobierno andaluz, como demuestra la reciente concesión de ayudas por valor de 29 millones de euros a 43 empresas olivareras para apoyar inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de nuevos productos. Esta inversión, que contribuirá a la creación de 730 nuevos empleos y a la consolidación de 4.800 ya existentes, está enfocada a “aumentar la competitividad y el valor añadido”.
El consejero también se ha referido a que en el último año se han destinado más de 154 millones de euros para ayudas agroambientales y al olivar ecológico, sumando otros 6 millones para la próxima convocatoria. Junto a esto, se han aportado también otros 30,6 millones de euros para la modernización de las explotaciones olivareras, “logrando unas instalaciones más eficaces”, así como 2,15 millones de euros para los grupos operativos de innovación relacionados con el olivar.



El aforo del algodón 2017-2018 estima una producción de 181.914 toneladas, casi un 20% más.

La Comarca de Andújar es la principal productora de algodón de la provincia. Foto: Junta de Andalucía.
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural prevé para la campaña 2017-2018 una producción de algodón de 181.914 toneladas, casi un 20% más que el año anterior y un 2,9% menos que la media de las últimas tres campañas. Según las estimaciones, este aumento de producción de algodón respecto a 2016-2017 va ser generalizado en todas las provincias. Se esperan igualmente unos mayores rendimientos, con un incremento del 15%, pasando de 2.510 kilogramos por hectáreas de la pasada campaña a 2.891 kilogramos por hectárea en la actual.
Estos datos constatan a Sevilla como la principal provincia productora de algodón, con un 63% de la cosecha estimada en Andalucía. Respecto a la anterior campaña, la provincia hispalense sube un 12% en producción, con 114.042 toneladas y un 7% en rendimiento medio estimado, con 2.891 kilos por hectárea.
La previsión para el resto de provincias es de 39.636 toneladas para Cádiz (+48%) con un rendimiento estimado de 2.932 kilos por hectárea; 14.079 toneladas para Jaén (+27%) con un rendimiento de 3.023 kilos por hectárea (+20%); 13.254 toneladas para Córdoba (+10%) con un rendimiento de 2.813 kilos por hectárea (+17%); y 903 toneladas para Huelva (+56%) con un rendimiento de 2.346 kilos por hectárea (+43%).
El aforo de producción se ha realizado mediante consulta a 22 oficinas comarcales agrarias, que han aportado los rendimientos medios a nivel municipal, diferenciando entre secano y regadío. Las producciones se han calculado aplicando los rendimientos a los datos de superficie declarada por los agricultores.
Además de poner en común cómo se está desarrollando la campaña, durante el encuentro se ha abordado la situación actual del algodón en Andalucía, con unas 62.444 hectáreas declaradas en la Política Agrícola Común (PAC) de 2017, un 3,3% más respecto a la anterior campaña; y la evolución de la superficie en producción integrada, con 46.901 hectáreas en 2016 (el 77% de la superficie total del cultivo).
El informe elaborado por la Consejería incluye también el carácter exportador de este sector, ya que Andalucía es exportadora neta de fibra de algodón, con 71.510 toneladas comercializadas en 2016 y 102.329 millones de euros. Vietnam ha sido el primer mercado destino, seguido de Indonesia, Turquía y Pakistán.
El sector, por su parte, ha anunciado que próximamente va a llevar a cabo la solicitud para el reconocimiento de una interprofesional del algodón. Desde la Junta se valora la creación de este tipo de organización, que incluya la mayor representatividad posible como herramienta para el desarrollo de proyectos de promoción del producto, gestión de calidad e impulso a la investigación y desarrollo.

Ayudas algodón.

Otro de los asuntos de la reunión ha sido la gestión del pago específico del algodón dentro de las ayudas de la Política Agrícola Común de la campaña 2016. Durante este año, se han efectuado tres pagos y a día de hoy se ha abonado el 97,09% de los importes totales para esta línea de ayuda. La cantidad abonada, que este año se ha realizado con un mes de adelanto respecto a los primeros pagos de 2015, asciende a 59,16 millones de euros para 5.399 beneficiarios.
Por provincias, a Sevilla le han correspondido importes de pago de 36,9 millones de euros con 3.153 expedientes pagados; a Cádiz, 12,6 millones de euros y 900 expedientes pagados; a Córdoba, 4,8 millones de euros y 435 expedientes pagados; a Jaén, 4,2 millones de euros y 849 expedientes. Las provincias de Granada y Málaga, con 1 y 2 expedientes, respectivamente, reúnen importes de 1.997,69 euros y 58.490,87 euros.
Por otra parte, respecto a la ayuda agroambiental para sistemas sostenibles de cultivos agroindustriales incluida en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, se ha informado de que el número de beneficiarios totales de la ayuda asciende a 4.383, con un importe de ayudas resuelto de 89,9 millones de euros para los cinco años de compromiso agroambiental. El año pasado se materializó el pago correspondiente a la primera anualidad, 14,6 millones de euros para 4.301 beneficiarios.



La Junta de Andalucía amplía hasta los 17,28 millones de euros las ayudas a zonas agrícolas con limitaciones.

Campos de algodón en Lopera.
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha anunciado en Baza (Granada) la ampliación en 4,7 millones de euros de la partida asignada a ayudas para zonas agrícolas con limitaciones, que de esta forma alcanzará los 17,28 millones de euros en la convocatoria de 2017. La medida 13 del Programa de Desarrollo Rural se destina al impulso de territorios asentados en zonas montañosas o con condicionantes naturales o de cualquier otro tipo, ha recordado Sánchez Haro, que asimismo ha reiterado que en 2018 se convocarán nuevas ayudas a la producción ecológica para herbáceos y cultivos leñosos con un presupuesto de 25 millones de euros, a los que se añaden otros seis millones para olivar.
El consejero se ha reunido con los responsables de la Asociación Alvelal, que aglutina a las comarcas del Altiplano y Guadix de Granada y del Alto Almanzora y Los Vélez de Almería, así como con agricultores y ganaderos de estas zonas, a los que ha reconocido los trabajos que desarrollan en estos territorios mediante proyectos que están propiciando la restauración social, económica y ambiental en zonas con especiales limitaciones naturales. En este sentido, ha resaltado que son un ejemplo de que, ante las dificultades, “la unión de esfuerzos, el conocimiento y la búsqueda de la sostenibilidad pueden contribuir a generar mayor empleo y riqueza, algo clave para evitar el despoblamiento que amenaza muchos territorios rurales de nuestro país”.
Al mismo tiempo, Sánchez Haro ha reconocido la apuesta de Alvelal y de otras entidades por la producción ecológica en la zona, especialmente centrada en la almendra y en la ganadería. En este sentido, ha destacado los últimos datos conocidos de las exportaciones andaluzas, que en el caso de la almendra granadina ha tenido en el primer semestre del año un incremento del 36% respecto a las ventas del mismo período del año anterior. Almería y Granada son las provincias andaluzas con mayor número de operadores ecológicos, con más de 5.700 entre ambas provincias, y con el 90% de la superficie de frutos secos ecológicos entre las dos provincias (más de 47.000 hectáreas).
Otras cuestiones abordadas en la reunión han sido las dificultades que atraviesa el sector de la ganadería extensiva y, sobre todo, la preocupación por la escasez de lluvias. El consejero ha anunciado, en este sentido, que se está elaborando un protocolo de actuación con medidas de apoyo a agricultores y ganaderos, aunque ha vuelto a insistir en que lo fundamental es que cada Administración asuma los proyectos que le corresponden en función de sus competencias.



Las pymes comerciales podrán solicitar ayudas de hasta 21.000 euros para la modernización y expansión del negocio.

Calle Paseo de Colón, en Lopera.
Las pymes comerciales podrán solicitar ayudas de hasta 21.000 euros para sus proyectos de modernización digital y expansión de negocio. Así se recoge en las bases reguladoras de la nueva orden de incentivos de la Junta para este fin, de cuya convocatoria en el próximo mes de septiembre ha informado al Consejo de Gobierno el titular de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero Sierra. El marco de apoyo, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), contará inicialmente con un presupuesto de 3,9 millones de euros hasta finales de 2018. Podrán beneficiarse todas las pequeñas y medianas empresas del sector inscritas en el Registro de Comerciantes y Actividades Comerciales de Andalucía.
La orden de incentivos se compone de dos líneas: una para proyectos de incorporación y actualización TIC, con una dotación inicial de 1,06 millones de euros, y otra para iniciativas de diversificación y expansión de las empresas, con 2,84 millones. Ambas se convocan en régimen de concurrencia competitiva y pueden llegar a cubrir hasta el 75% de las inversiones.
El primero de estos tipos de ayudas respaldará proyectos dirigidos a mejorar la gestión de las pymes, incrementar su presencia en internet y fomentar el marketing digital y la incorporación al comercio electrónico, con incentivos máximos de 6.000 euros.
Estas subvenciones se podrán solicitar para mejoras como la implantación de ‘software’ destinado a contabilidad, facturación, almacén o automatización de ventas; la adquisición e implantación de equipamientos informáticos y ‘hardware’ como ordenadores o terminales de punto de venta, y el desarrollo de actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet o a través de las nuevas tecnologías. También se incluyen proyectos relacionados con el diseño e implantación de tiendas ‘online’, páginas web con información corporativa y catálogos de productos y aplicaciones para móviles. Para el acceso a estas ayudas se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de, al menos, seis meses de antigüedad.
En cuanto a los incentivos para proyectos de actualización, diversificación y expansión, la cuantía máxima subvencionable es de 15.000 euros. Se respaldan iniciativas como la ampliación y reforma del establecimientos; la apertura de segundos puntos de venta con mantenimiento de los preexistentes; la adquisición de equipamiento y mobiliario comercial del establecimiento, y las actuaciones de innovación y modernización de imagen corporativa, interiorismo y escaparatismo. En este caso se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de al menos tres años ininterrumpidos de antigüedad.



La Cooperativa de Aceite "La Loperana" organizó una charla sobre la posible incidencia de la Xilella fastidiosa en el olivar.

Un instante de esta charla informativa sobre la Xilella fastidiosa.
El Salón de Actos de la Cooperativa de Aceite "La Loperana" acogió una charla sobre la Xilella fastidiosa, donde se explicó la incidencia, peculiaridades de esta bacteria y las medidas de protección.
La conferencia estuvo impartida por Inmaculada Romero Pérez, una técnico especialista sobre la materia. La Xilella fastidiosa, una bacteria que afecta gravemente a olivos, almendros, vid y cítricos entre otras especies, ha hecho estragos en el olivar italiano durante el último año, y recientemente se han detectado casos en Baleares y Alicante.
A la Xilella fastidiosa se le conoce como la filoxera del siglo XXI e incluso el ébola del olivar, por tratarse de una enfermedad vegetal que actualmente no tiene cura y que se transmite con una gran velocidad. De momento, el único remedio aplicado ha sido la erradicación de las plantas afectadas y de las que existan en un radio de diez kilómetros. Su reciente detección en Alicante ha puesto en alerta a todo el territorio nacional, dados sus devastadores efectos.
Desde la Junta de Andalucía se destaca  que "la estrategia que se está aplicando persigue que la bacteria no llegue a Andalucía, pero eso no está garantizado".



Récord en exportaciones de aceite de oliva, con más de 2.000 millones en esta campaña.

Sánchez Haro inauguró un curso de la UNIA sobre aceite de oliva. Foto: Junta de Andalucía.
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado que en los primeros ocho meses de campaña (de octubre de 2016 a junio de 2017), Andalucía ha comercializado en el extranjero más de 563.000 toneladas de aceite de oliva por un valor superior a 2.000 millones de euros. Esta última cantidad supone un aumento del 31% con respecto al mismo período de la campaña anterior. Sánchez Haro ha apuntado que este "récord histórico" es "una muestra del dinamismo de nuestras empresas y cooperativas, que están haciendo las cosas bien".
Rodrigo Sánchez ha valorado el liderazgo mundial del aceite de oliva andaluz, "nuestro producto más emblemático, que cuenta con un futuro prometedor si sabemos aprovechar las oportunidades" y que se posiciona como el alimento de la región con mayor valor exportado. Actualmente, dos de cada cinco litros de aceite de oliva que se consumen en el mundo proceden de Andalucía.
El consejero ha inaugurado el curso de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) titulado 'Etiquetado, marca y denominaciones geográficas en el sector de los aceites de oliva: estrategias comerciales de la calidad diferenciada', en cuya organización colaboran el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida 'Sierra Mágina', Citoliva y Legal-Label. En su discurso, Sánchez Haro ha apostado por aprovechar esta buena marcha de las exportaciones como una oportunidad "para fortalecer las estrategias comerciales y consolidar nuestro liderazgo en los mercados exteriores". Para el representante del Gobierno andaluz, es importante que los ciudadanos asocien "al verdadero origen" el aceite de oliva que consumen, utilizando para ello "marcas que reflejen lo mejor de nuestra tierra y sobre las cuales vayamos construyendo valor".
Andalucía es la región española con más denominaciones de calidad de productos agroalimentarios, 12 de las cuales amparan aceites de oliva virgen extra. El consejero se ha referido a estas menciones como una diferenciación que, "unida a una buena estrategia comercial, va a ser necesaria para mantener el crecimiento de nuestras ventas fuera de la Unión Europea". Entre las posibilidades de expansión de este sector, Sánchez Haro ha resaltado, por ejemplo, los países asiáticos u otros mercados como Canadá, un territorio con alto poder adquisitivo y unas importaciones de más de 30.000 toneladas de aceite de oliva. "Hay mucho potencial de crecimiento, pues el aceite de oliva apenas supone el 4% del consumo mundial de grasas vegetales y cada vez más industrias lo incorporan como ingrediente en sus productos", ha afirmado el consejero.
Rodrigo Sánchez ha hecho hincapié en la importancia de "aunar esfuerzos y, sobre todo, invertir en promoción para que el público conozca nuestros aceites y los diferencie por su calidad", y ha explicado que desde la Junta de Andalucía se apoya esa labor a través de diversas líneas de ayudas. Entre otras subvenciones, el consejero se ha referido a los incentivos destinados a la promoción de alimentos de calidad diferenciada, cuya dotación asciende a 3,7 millones de euros hasta 2020 sólo para el sector olivarero. De este montante global ya se han concedido 282.000 euros a un total de nueve Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen y la convocatoria de 2017 de estas ayudas, con un presupuesto que roza los 803.600 euros, continúa abierta hasta el 7 de septiembre.
Además, la Consejería de Agricultura gestiona también incentivos cuyo objetivo es "lograr un olivar más competitivo y sostenible, modernizar las industrias y mejorar la comercialización", "importantes instrumentos de apoyo" que, en su mayoría, se incluyen en el Plan Director del Olivar. Esta planificación se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía y cuenta con un presupuesto que supera los 300 millones de euros dedicados en exclusiva a este cultivo, montante que se ha puesto ya a disposición del sector en más de un 75% (más de 230 millones de euros).



Abierto hasta el 7 de agosto el plazo para ayudas de rehabilitación y alquiler.

Bloque de viviendas en Lopera.
La Consejería de Fomento y Vivienda mantiene abierto hasta el próximo 7 de agosto el plazo de presentación de solicitudes para optar a las ayudas recogidas en las dos convocatorias destinadas a familias andaluzas con escasos recursos que regulan la concesión de subvenciones al alquiler de viviendas y la rehabilitación de edificios y que están dotadas de 29,5 millones de euros. Esta cantidad se incrementará con una aportación adicional de la Junta de 1,3 millones, sumando un montante global de unos 31.
Las ayudas, que se convocan en régimen de competencia competitiva, podrán beneficiar a 19.000 familias y se conceden a través de los programas de Alquila y Rehabilita, recogidos en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, en vigor hasta 2020.
Las ayudas de alquiler, que podrían alcanzar a casi 12.500 familias andaluzas y que cuentan con un presupuesto de 15 millones de euros, subvencionará el 40% de la renta de arrendamiento de la vivienda para contratos no superiores a los 500 euros mensuales. No obstante, podrá alcanzar hasta el 80% para personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social. Esa ampliación de la cobertura estará financiada con un montante adicional de 1,3 millones que la Junta aprobará próximamente, por lo que los recursos a esta finalidad se incrementan hasta los 16,3 millones.
Los solicitantes tendrán que ser los titulares del contrato y no superar unos ingresos calculados en función de los miembros de la unidad familiar, fruto de la suma de los ingresos de todos, referidos al ejercicio 2016. Se tendrán en cuenta a todos los que compongan la unidad de convivencia del solicitante, entendiendo como tal el conjunto de personas que estén empadronadas en la vivienda para la que se pide la ayuda en el momento de presentación de la solicitud y no se podrá disponer de la titularidad ni derecho de uso sobre alguna otra vivienda.
Los interesados podrán presentar las solicitudes en las delegaciones territoriales de Fomento y Vivienda de la provincia en la que se ubique la vivienda objeto del contrato de arrendamiento o en la entidad colaboradora seleccionada para la gestión de las ayudas. También podrán presentarla en el Portal de Atención a la Ciudadanía o cualquier otro registro público.
 
14,5 millones para rehabilitación.
 
En lo que respecta a la rehabilitación de edificios, la convocatoria cuenta con una dotación de 14,5 millones de euros, unos fondos con los que se pretende prestar apoyo para ejecutar obras de conservación, mejora de la calidad y sostenibilidad, así como de la accesibilidad de las zonas comunes.
Estos incentivos podrán alcanzar a más de 400 edificios, compuestos por más de 6.500 viviendas de toda Andalucía, y establecen como beneficiarias las comunidades de propietarios en las que, al menos, la mitad de las viviendas que componen el edificio tengan ingresos familiares ponderados no superiores a 3,5 veces el IPREM. La cuantía máxima de la subvención por edificio será el 35% del coste subvencionable de las actuaciones. No obstante, en el caso de aquellas que incluyan ajustes razonables en materia de accesibilidad, y solo en la partida correspondiente a la misma, se podrá alcanzar el 50% del coste.
Como actuaciones subvencionables para la mejora de la calidad y sostenibilidad en los edificios se incluyen las obras para la mejora de la envolvente térmica del edificio, la instalación de sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes, y la instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables (energía solar, biomasa o geotermia), la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, la instalación de reductores de agua, así como el acondicionamiento de instalaciones para la separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones.
En cuanto a las actuaciones subvencionables en materia de accesibilidad, se incluyen la instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas, grúas o artefactos análogos que permitan el acceso y uso por parte de las personas con discapacidad a elementos comunes del edificio, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares, la colocación de avisos mediante señales luminosas o sonoras que faciliten la orientación en el uso de escaleras y ascensores.



La Junta de Andalucia convoca ayudas por valor de 96,1 millones de euros para modernización de regadíos andaluces.

Tierras de regadío en Lopera.
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las bases reguladoras de distintas líneas de ayudas que redundarán en la mejora de los regadíos de la comunidad autónoma bajo un presupuesto total de 96.145,616,59 euros. Éste es el montante con el que, como ha expuesto el titular de este departamento, Rodrigo Sánchez Haro, “apoyamos de manera decidida” la inversión en la modernización, la transformación, la consolidación y nuevas infraestructuras, así como la puesta en marcha de medidas dirigidas al ahorro energético durante el periodo de vigencia del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020.
Rodrigo Sánchez Haro ha señalado que el lanzamiento de estas bases reguladoras, previa a la convocatoria de las subvenciones, es “un paso más hacia la materialización, en hechos, de la firme voluntad del Gobierno autonómico” de encontrar soluciones, trabajar en común y asumir responsabilidades para garantizar estabilidad al sector y un uso sostenible del agua. El consejero ha incidido, en este sentido, en la necesidad de que, ante los retos de la agricultura, “todas las Administraciones cumplamos nuestro papel”, un punto en el que ha reiterado su petición expresa al Gobierno central para que “haga sus deberes y acometa las inversiones que son de su competencia del mismo modo que lo está haciendo la Junta de Andalucía”.
En concreto, el responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha resaltado que el BOJA recoge los proyectos de órdenes de los criterios que guiarán, durante todo el marco comunitario y en régimen de concurrencia competitiva, la concesión de ayudas dirigidas a la modernización de regadíos o a la ejecución de actuaciones declaradas de interés de la comunidad autónoma (nuevos regadíos), sin olvidar la línea, “fundamental, por lo que significa”, dirigida a la disminución de la dependencia energética. Esta última abarca desde la autoproducción hasta la mejora de las instalaciones (motores, equipos de bombeo, centros de transformación…), sin olvidar la realización de auditorías energéticas de las instalaciones de riego.
 
Cerca de 70 millones para caminos rurales. 
 
Al margen de estos incentivos, Rodrigo Sánchez Haro ha recordado que desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se apoyará también a las comunidades de regantes y a las entidades locales con otras dos líneas de subvenciones (está previsto que las bases reguladoras se publiquen en el BOJA en septiembre) destinadas a la mejora de caminos  rurales. Con ello, con una partida global que ronda los 70 millones de euros para el periodo 2014-2020, se contribuirá, bajo sus palabras, al incremento de la accesibilidad a las fincas agrarias, “algo que incide de un modo directo en la competitividad de la actividad”. No en vano, como ha detallado, se facilitan los desplazamientos de los trabajadores, la maquinaria y los equipos necesarios para las distintas labores y se reducen el tiempo y los costes de la salida de las producciones hacia los mercados.



La Junta entrega 86 ayudas a la consolidación y promoción del trabajo autónomo en Jaén a las que destina 125.280 euros.

Ana Cobo presidió la entrega de estas ayudas para los autónomos.
La Junta de Andalucía entrega 86 ayudas a autónomos de la provincia de Jaén a las que destina un total de 125.278,58 euros, pertenecientes a las líneas 2 y 3 para la consolidación y promoción del trabajo autónomo. La delegada del Gobierno, Ana Cobo, ha hecho hoy entrega de estos incentivos, los primeros que se resuelven en Andalucía, destacando que arrancan así las primeras resoluciones del Programa de apoyo a la creación, consolidación y mejora de la competitividad de las empresas de trabajo autónomo. En breve se sumarán las ayudas la de la línea 1 de fomento y establecimiento del trabajo autónomo, que prevé llegar a más de 400 beneficiarios de la provincia, a los que destinará aproximadamente unos 3,5 millones de euros. Por tanto, según ha continuado detallando la delegada, estas tres líneas llegarán en la provincia a más de medio millar de autónomos y contarán con una inversión del Ejecutivo andaluz unos 3,6 millones.
Cobo Carmona ha incidido en la importancia de estos incentivos del Gobierno andaluz para los autónomos, “un sector básico en la provincia”, que junto a las pymes, suma más del 90% del tejido productivo local. En este sentido, ha corroborado que “la Junta mantendrá su compromiso firme con este gremio, motor incuestionable de la economía provincial, que genera y mantiene empleo, y en todos los municipios”.
Respecto a las líneas 2 y 3 que se han entregado hoy, Cobo ha explicado que abarcan un total de 29 municipios. Concretamente, la línea 2, de consolidación empresarial del trabajo autónomo, suma 67 expedientes y 71.000 euros. Pretende principalmente mejorar las tasas de supervivencia de las empresas de trabajo autónomo. Se trata de medidas para la incorporación de jóvenes con cualificación para la realización de prácticas, ayudas para la competitividad y ayudas a la continuidad. Las cuantías oscilan entre los 1.000 y los 3.000 euros.
En cuanto a la línea 3, de creación y consolidación del empleo en empresas de trabajo autónomo, se han entregado 19 incentivos que suman 54.278,58 euros. Abarca tres bloques de medidas para favorecer la contratación indefinida, la transformación de contratos temporales en indefinidos, y medidas de conciliación familiar y laboral, como contratos de interinidad para sustituir a mujeres por riesgo durante el embarazo y en situación de permiso por maternidad. La delegada ha apuntado sobre este último apartado, su relevancia para que este colectivo pueda conciliar: en este apartado se han concedido 15 ayudas.
Esta orden de ayudas prevé movilizar en Andalucía unos 41 millones de euros y se enmarca en el Plan de Actuación del Trabajo Autónomo, un documento estratégico que responde a la apuesta del Gobierno andaluz por pymes y autónomos.
La delegada ha destacado que la provincia cuenta con 40.311 autónomos (a junio de 2017), que supone una subida en el último lustro de un 5,61%, una tendencia al alza que también se repite en la variación intermensual (la provincia cuenta con 164 autónomos más que en mayo) y la interanual (Jaén tiene 672 autónomos más que en junio de 2016). Cobo Carmona ha hecho hincapié en otro dato: el 56,19% de los autónomos de la provincia tiene una antigüedad de cinco o más años. “Si importante es crear empresas, más importante es consolidarlas”, ha concluido.



La Asociación de Municipios del Olivo sitúa en 1.150.000 toneladas de aceite la cosecha de la campaña 2017-2018.

Campos de olivar en Lopera.
La Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) ha dado a conocer sus previsiones de cosecha de aceite de oliva para la próxima campaña que, atendiendo al "déficit acumulado de agua en el suelo, junto a las temperaturas extremas en los meses de junio y julio", se han visto reducidas a unas cifras que varían entre las 950.000 y 1.150.000 toneladas de aceite. Unas cifras que, como señala AEMO, reflejan una reducción con respecto a la última campaña, y que se encuentran supeditadas a la evolución de las lluvias y temperaturas en los próximos meses.
AEMO asegura que el olivar español está acusando las duras condiciones climáticas vividas en los últimos 24 meses en los que, señalan, el déficit de agua en el suelo ha batido récords negativos, lo que hacen que la disponibilidad de humedad sea nula en estas últimas semanas, a lo que se suma una precipitación acumulada muy por debajo de la media y una evapotranspiración máxima.
"La cosecha 2017-2018 podrá arrojar un máximo de 1.150.000 y un mínimo de 950.000 toneladas siempre y cuando las precipitaciones en los meses de septiembre y octubre estén en el entorno de la media", señala la asociación, a la vez que alerta que, de prolongarse la sequía por debajo de estos valores, la situación "sería catastrófica para la crítica fase de lipogénesis que se dará en estos meses". Por el contrario, apunta, un inicio del otoño fresco y húmedo podría elevar la producción.
Para ello, AEMO ha determinado la previsión de cosecha a través del estudio de una serie histórica de variables climáticas –como la temperatura, las precipitaciones y la evapotranspiración– considerando las últimas cinco campañas, y correlacionando estadísticamente estas variables con la producción real de aceite de cada cosecha; y las previsiones que barajan las cooperativas, asociaciones de productores, determinados agricultores, fincas patrón y expertos varios de las distintas comarcas del olivar español.
En este sentido, atendiendo a las previsiones para la próxima campaña en España, así como las expectativas en los países vecinos, desde AEMO se prevé que los precios medios de expedición a puerta de fábrica para la categoría virgen extra se situarán en cuatro euros el kilo durante los meses de espera a la nueva cosecha. "Las desviaciones a la baja en estas semanas de verano solo desencadenarán un efecto de acción-reacción que puede disparar el precio al alza, lo cual también es negativo", asegura el colectivo.
Asimismo, la asociación reconoce que la disponibilidad de aceite en la próxima campaña de comercialización será "muy ajustada" por lo que el agricultor tendrá que hacer frente a una producción limitada que reduce el montante de sus ingresos y, por su parte, el consumidor mundial deberá seguir apostando por el aceite de oliva virgen extra. "Estos precios de salida señalados pueden mitigar la bajada de producción potencial, y además pueden contribuir a consolidar la percepción de valor del consumidor frente a un producto único", insisten desde AEMO.



UPA-Jaén pide una rebaja del 50% en la Seguridad Social de los empresarios que contraten mujeres en la aceituna.

Mujeres trabajan en la campaña de la aceituna. Foto: UPA-Jaén.

Fieles a la lucha por conseguir la igualdad real entre los hombres y las mujeres en el campo, UPA-Jaén ha solicitado al Gobierno, a través de la Subdelegación, una medida, de carácter excepcional, pero que consideran factible y viable de aplicar. Piden una rebaja del 50 por ciento en la seguridad social de los empresarios que contraten mujeres en la próxima campaña de recolección de la aceituna, con el objetivo de favorecer la incorporación femenina a los tajos.

Recuerdan que en la pasada cosecha sólo el 25 por ciento de las cuadrillas que trabajaron en los olivares jiennenses tenían mujeres en sus filas, por lo que es obligatorio que la Administración trabaje para incentivar su contratación.
La secretaria de Administración e Igualdad, Maria Ines Casado Lara, explica que "no es la medida más adecuada de forma permanente, porque lo que realmente queremos es que se valore el trabajo de las mujeres en igualdad de oportunidad al de los hombres. Pero sí estimamos que puede tratarse de un incentivo excepcional para la próxima campaña, toda vez que hemos constatado que los empresarios, en igualdad de salario, prefieren contratar a hombres antes que a mujeres. Entendemos que no es justo que las mujeres sigan siendo discriminadas, pero no solo en los tajos, sino también en las cooperativas y en las empresas agrarias."

Por eso, a la vez que demandan una medida excepcional como ésta, reclaman una apuesta firme de la Administración por visibilizar el buen hacer de las mujeres mediante medidas que repercutan en su empoderamiento y su mayor presencia en los consejos rectores de las cooperativas, un mundo actualmente masculinizado.