martes, 1 de agosto de 2017

Los emigrantes regresan en agosto a Lopera para recibir el calor de su pueblo.

El Castillo es un atractivo turístico de Lopera.
Todos los años cuando llega el mes de agosto regresan a Lopera aquellos emigrantes que viven el resto del año fuera de su pueblo y que aprovechan este mes estival para pasar sus vacaciones en Lopera.
Ya se pueden ver por las calles del pueblo a estas personas que quieren disfrutar de la compañía de los loperanos, de sus fiestas y costumbres. Muchos de ellos emigraron en los años sesenta y setenta a Madrid o Barcelona para buscar un porvenir  mejor para sus familias, pero que ahora retornan al añorar a su querido pueblo.
La gran mayoría de estas personas llegarán al municipio con motivo de la Feria de Lopera que se celebrará del 19 al 22 de agosto. Las tiendas, bares y comercios de Lopera mejoran sus ventas en agosto al producirse este aumento de la población en Lopera.